Te invitamos a realizar turismo en Jaén, una de las ciudades más antiguas de España ubicada a los pies del cerro de Santa Catalina con el río Guadalbullón y como no, perteneciente a la comunidad autonoma de Andalucía.

Jaén es un lugar maravillo, siendo una de los lugares con mayor cantidad de espacios protegidos en el país. Además de contar con el más grande número de fortalezas y castillos, todos de increíble arquitectura, con misteriosas y encantadoras leyendas para contar.

Igualmente, sus paisajes naturales son inconfundibles y se adornan con exquisita fauna y flora, que hacen juego con los diversos complejos turísticos que los jienenses han creado para el disfrute de los viajeros, que se verán ante una atractiva oferta de actividades deportivas intensas y gastronomía de excelente calidad.

Ubicación de Jaén

Jaén tiene una ubicación fronteriza, por lo tanto es un lugar estratégico, además puede presumir de poseer una extensa red hidrográfica. Esta abundancia de agua, con la fertilidad de sus tierras permite el cultivo y el desarrollo de la agricultura.

Pero su producto más importante es el olivo, de hecho Jaén es el mayor productor de aceite de oliva a nivel mundial, que junto con algunos servicios y el turismo mueven la economía jienense.

Historia de Jaén

La historia de Jaén tiene su comienzo en la época prehistórica, específicamente en el neolítico, esto se ha podido detectar gracias a los resultados obtenidos por los arqueólogos en las diferentes excavaciones. Los iberos fueron luego los pobladores, seguidos por las culturas fenicia y griega.

Posterior a ellas, llegaron los cartagineses, quienes llamaron a Jaén, Aurgi por el oro que se encontraba en el territorio, el cual hicieron fuerte y rico de la mano de su general Aníbal, asimismo trabajaron en la explotación de los yacimientos mineros.

En seguida, vinieron los romanos dirigidos por Escipión y quienes, por lo menos un grupo, permanecieron en la ciudad, cuando arribaron los visigodos. La rebeldía de los romanos aportó al proceso mediante el cual el territorio se volvió débil e inestable.

Los árabes fueron los siguientes en llegar a Jaén, y su reino se mantuvo durante 5 largos siglos. Bajo el mandato de Abdelaziz, se construyeron mezquitas y palacios. Colmaron la ciudad de cultivos y bosques al mismo tiempo que desarrollaron la industria textil, en primer lugar la producción de tapices.

Después, comenzó el periodo donde reinó el cristianismo bajo la tutela de Fernando III. Tras esta época la ciudad sufrió diversos ataques y varios saqueos. Es importante destacar que durante la época de los musulmanes y cristianos existió población judía, que levantó edificios propios para la realización de sus rituales y costumbres.

Es relevante mencionar que Jaén tuvo un gran papel en la historia de toda España, ya que en sus tierras se llevaron a cabo batallas como Batalla de las Navas de Tolosa, Batalla de Baécula y la famosa Batalla de Bailén.

¿Qué ver y visitar en Jaén?

Jaén es un lugar simplemente mágico y misterioso, sus múltiples leyendas le dan un matiz sumamente interesante, sumado a su hermosa arquitectura, reflejada en iglesias, casas y palacios de la ciudad. Atreverte a conocerla es uno de los mejores planes que puedes hacer, para que este viaje resulte encantador, te sugerimos un itinerario para que recorras la ciudad.

Catedral de Jaén Nuestra Señora de la Asunción

Este grandioso recinto religioso fue creado por el arquitecto Andrés de Vandelvira en el siglo XVI y edificado en el mismo lugar donde se hallaba la mezquita musulmana. Reúne elementos del renacimiento, el barroco y de la época neoclásica. Tiene un altar mayor y varias capillas al mismo tiempo que sirve de cofre para resguardar objetos de carácter religiosos y obras de arte como cuadros, esculturas, retablos, hermosas bóvedas decoradas y en especial la Reliquia del Santo Rostro. De este se dice que es el verdadero rostro de Jesucristo.

A manera de leyenda, se dice que el retrato autentico quedó grabado en un lienzo con que una mujer secó su cara durante un instante de su viacrucis. La obra fue hecha por José Francisco de Valderrama, en una tabla y contiene gran cantidad piedras preciosas y un marco de plata. Además, esta catedral sirvió de inspiración para otros templos del país. Si eres un turista con intereses religiosos no debes perderte de la solemnidad de este antiguo lugar.

Baños Árabes de Jaén

Este increíble lugar se encuentra en el sótano del Palacio del Conde Villardompardo. Fue construido sobre lo que se creen fueron los restos de un baño de la época romana. Su edificación se llevó a cabo durante el imperio de Abderramaán III en el siglo XI.

Es una de las construcciones de su clase más grandes de Europa, fue declarado Monumento Nacional y cuenta con 450 kilómetros. Posee con un vestíbulo y tres hermosas salas de mármol blanco, con muchos arcos, todo cuidadosamente decorados. Además, se adorna con luz natural que entra por unos orificios en forma de estrellas, a lo largo de todo el monumento.

A estos baños se les conocen como Hamman y son uno de los más vivos ejemplos de la cultura musulmana. Su función era para la limpieza del cuerpo, imprescindible antes de cada oración y era usado por mujeres, hombres y niños de todas las clases sociales, en diferentes horarios respectivamente.

Monumento a las Batallas

El monumento se ubica en una de las vías principales de Jaén, en el Paseo de La Estación y Plaza de las Batallas. Es un emblema de la ciudad y conmemora la Batalla de Las Navas de Tolosa y la Batalla de Bailén. Fue realizada por el escultor Jacinto Higueras y es un pedestal donde se destacan relieves y guerreros, sobre el que resalta una columna de influencia egipcia que sostiene una hermosa escultura de bronce de la Diosa de la Victoria.

Raudal de la Magdalena

Es uno de los Tesoros del Patrimonio Cultural Inmaterial de España y se encuentra en la Plaza de la Magdalena, la más antigua de la ciudad, que alguna vez fue el foro de la civilización romana. La fuente está hecha de piedra y es obra del escultor Damián Rodríguez Callejón.

Esta fuente es uno de los símbolos más importantes de toda la ciudad y representa a un popular lagarto, que lidera el primer lugar entre todas las leyendas que guarda la urbe de Jaén. Se dice que este descomunal animal aparecía en las cercanías de la fuente, devoraba las ovejas y no permitía que nadie se acercara a beber de su agua, uno de los recursos más abundantes de Jaén. Los vecinos del lugar muy cansados de la situación deciden solucionar el inconveniente. Para esto piden al rey que envíen a un valiente hombre que quiera luchar contra él. Un preso fue el bravo quien prometió sus esfuerzos para acabar con el animal, a cambio de su libertad.

El reo le dio una oveja con pólvora en su interior y un instante después de comerla el lagarto explotó. De esto se conserva la expresión “Así revientes como el lagarto de Jaén”, para ocasiones en las que alguien come de forma exagerada o como un tipo de evocación.

De hecho se prepara una bebida llamada la sangre del lagarto que se compone de vino tinto, canela, clavos, azúcar, limón y anís y se recita un conjuro en el momento de su elaboración. Esta interesante leyenda simboliza el dragón que forma parte de la cultura del lugar y se encuentra representado en muchos de los edificios de la ciudad.

Judería de Jaén

Este lugar histórico también es conocido como Barrio de Santa Cruz, tiene varias cuestas y entre sus calles angostas las que destacan son la calle del Rostro y el Callejón del Gato. Es un Bien de Interés Cultural y representa a las comunidades judías que a pesar de la presencia de otras culturas y religiones durante siglos pasados, también hicieron vida en diferentes zonas de España.

Los judíos se dedicaban a la fabricación de artesanías, al comercio y algunos a las actividades farmacéuticas. Construyeron sus propias edificaciones como sinagogas, escuelas y tabernas para el cultivo y conservación de sus tradiciones.

En la Judería destacan varias obras arquitectónicas de carácter religioso como la iglesia Santa María de Magdalena. Pero una de las más significativas es la Plaza de los Huérfanos, donde está una Menorá que es un símbolo judío, un candelabro con 7 brazos y la primera en España en ser ubicada en una vía pública.

Si disfrutas de la historia universal, debes descender hasta los baños Árabes de Jaén para disfrutar de su calma, su tenue luz y escuchar los relatos que te contarán sus muros.

La Alameda de Capuchinos

Es uno de los parques más importantes y el más antiguo de la ciudad. Su origen data del siglo XVI en 1577. Debe su nombre a los frailes capuchinos quienes fueron los dueños de este territorio, que abarca 19.839 metros, donde tuvieron sus jardines y cultivos. Este hermoso lugar cuenta con una rica vegetación de cedros, cipreses, pinos, palmeras y algarrobos, también tiene fuentes y bancos de piedra. Además, cuenta con un auditorio y es escenario de constantes festivales de rock, funciones de cine al aire libre, entre otros eventos importantes.

Museo de Jaén

Este lugar que cuida y transmite la historia de Jaén fue creado por Antonio Flórez en materiales como la piedra, tiene una planta cuadrada, 4 torres que adornan sus bordes y un jardín de pequeña dimensión. Se divide en 2 amplias áreas, la de Bellas Artes y la de Arqueología.

La primera expone diversas obras de varias épocas y estilos, entre los que destacan el conjunto de esculturas y grabados. En la segunda zona, se puede descubrir toda la historia de la ciudad de Jaén desde sus inicios en la prehistoria, y el paso de las diversas y ricas culturas a través del territorio. Además, cuenta con una biblioteca y lleva a cabo programas educativos.

Refugio Antiaéreo

Este gran ejemplo de la arquitectura militar se encuentra en la Plaza de Santiago, debajo de la iglesia del mismo nombre. Su construcción estaba orientada a la protección de los civiles durante los bombardeos de la Guerra civil Española de 1936.

Tenía capacidad para resguardar a 1040 personas en sus tres túneles que hoy día invitan al turista a descubrir el pasado y conmemorar o hacer un homenaje a los 159 civiles que perdieron sus vidas durante esa dura época, a través de fotografías y textos.

Más lugares para hacer turismo en Jaén capital

Para conocer Jaén es necesario hacer un extenso recorrido para no robarle a ningún lugar, la oportunidad de cautivarnos. Nuestro itinerario ha sido corto hasta ahora, por esta razón te dejamos a continuación más sitios emblemáticos de la ciudad para que te animes a conocerla.

  • Basílica de San Ildefonso.
  • Iglesia de Santa María Magdalena.
  • Real convento de Santo Domingo.
  • Palacio Provincial.
  • Palacio del Vizconde de los Villares.
  • Palacio de Los Vilches.
  • Banco de España.
  • Plaza de Santa María.
  • Hospital San Juan de Dios.
  • Fuente de los Caños.
  • Fuente de las Bernardas.
  • Parque de la Concordia.
  • Parque Andrés de Vandelvira.
  • Instituto de Estudios Giennenses.
  • Museo de Artes y Costumbres Populares.
  • Museo Catedralicio.
  • Museo Internacional de Arte Naif.
  • Museo de la Virgen de la Capilla.
  • Teatro Darymelia.
  • Teatro Infanta Leonor.

Turismo en la provincia de Jaén

La capital jienense es un lugar fascinante sin lugar a dudas, pero el resto de la provincia también cuenta con sitios emblemáticos de igual belleza e importancia. A continuación, te brindamos una síntesis de algunas maravillas que debes conocer y en las cuales descubrir historias, hermosas tradiciones y entrar en concilio con la naturaleza y sus recursos, que tanto se encuentran de manera grandiosa e impresionante en la provincia de Jaén.

Castillo de Santa Catalina

Este Alcázar Nuevo, como también se le conoce se encuentra en el cerro de igual nombre y de más de 800 metros de altura. Fue construido por los musulmanes en el siglo VIII, aunque más tarde fue sometido a cambios y remodelaciones durante la época reinada por el catolicismo, de la mano de Fernando III, es por esto que desde fuera se observa su apariencia cristiana y ocupa 3000 metros.

Su construcción tuvo objetivos defensivos, pero en la actualidad es una excelente opción para realizar turismo e indagar en la historia a través de sus torres llamadas Torre de las Troneras, Torre de las Damas, Torre del Homenaje, Torre de la Vela y Torre Albarrana. También, con la ayuda de una sala de recepción, prisión, todo cuidadosamente ambientado y lleno de recursos multimedia permiten a sus visitantes acceder a una gran cantidad de información sobre esta gran fortaleza y su acontecer durante siglos pasados.

Es importante destacar, la Gran Cruz del castillo de monumental tamaño ubicada en un extremo de la fortaleza, es un significativo elemento distintivo de Jaén y ofrece la mejor y más impresionante vista a la ciudad.

Parque Natural Sierra de Cazorla, Segura y las Villas

Este esplendoroso regalo de la naturaleza ocupa 214.300 hectáreas, es el mayor Espacio Protegido de España y el segundo de Europa, además fue declarado por la Unesco como Reserva de la Biosfera y es Zona de Especial Protección para las Aves.

Tiene una extensa hidrografía y sus terrenos se componen por distintos tipos de relieve. Cuenta con monumentos de piedra que la naturaleza ha creado por sí misma, mediante la erosión. Su fauna es diversa y posee especies de jabalíes, ciervos, cabras, gatos monteses y zorros. En cuanto a su flora, goza de la mayor extensión de pinos de toda España, sus flores se pueden conocer detalladamente en el Jardín Botánico Torre del Vinagre, que se encuentra dentro del parque.

El punto más estratégico es Arroyo frio, donde se halla el complejo turístico y los visitantes pueden conseguir servicio de alojamiento. Además encontrará el Centro de Interpretación Cosmolarium, donde degustar de exquisita gastronomía con el producto más importante de Jaén, el aceite de oliva.

Por otro lado, el parque es un observatorio de muchas especies de aves, ofrece una enorme red de senderos y la oportunidad de practicar actividades deportivas como bicicleta de montaña, vela, escalada, paracaidismo, vuelo en globo, entre otras. Si disfrutas de la naturaleza y los deportes el Parque Natural Sierras de Cazorla es tu mejor alternativa.

Baeza

Está en la provincia de Jaén, y destaca por el cultivo del olivo y la producción de su aceite, fue declarada como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sus iglesias, casas y palacios son un ejemplo del renacimiento y destacan la Antigua Universidad, la Catedral, el Palacio de Jabalquinto, la Plaza del Pópulo y el Museo del Olivo. Es un lugar que debes visitar para conocer todo el proceso de la producción del mejor producto de esta tierra, orgullo de España.

Las fotografías forman parte del banco de immágenes de la empresa pública de Turismo Andaluz. (Empresa pública para la gestión del turismo y deporte en Andalucía, perteneciente a la Consejería de turismo y deporte de la Junta de Andalucía).